sábado, 24 de octubre de 2009

46 cromosomas (2 fusiona 2)

El "sólo se que no se nada" podríamos dosmilizarlo a "sólo se que todo es mentira". Una farsa. Un puto timo. No sabré nada más, pero eso lo se.
Nuestra historia es falsa. No puedo contar la verdadera porque no la se, pero qualquiera que se pare a repasar la que nos cuenta, aunque sólo sea por encima, verà que las cosas no encajan. La hominización tiene lagunazos, el registro fósil anomalías temporales irreconciliables y el registro escrito es una cuestión de selección de textos.
Nuestra medicina es falsa. Nada que ver con la sanación.
Nuestra tecnología y ciencia son propiedad privada y con poca o ninguna intención de sociabilización.
Nuestra educación es falsa. Formación profesional. Programación.
La economía y la política se conviertieron en juegos de prestidigitación. Quimera.
Nuestras religiónes, al vaciarse de cosmología y espiritualidad, se quedaron en meros códigos de conducta, costumbres y rituales protocolarios. Creer (o no creer) sin sentir. La Religión es Ley.
Nuestra justicia es La Ley, Ley desvestida de ética o moral. No importa lo que es justo, importa lo que está escrito. La Ley es Religión.
La cosmología, que in fact marca los límites de la realidad, parece que no sea cosa ya de éste mundo.

Lo que si se es que sólo hay una humanidad, y en el mundo global en el que vivimos, hasta que we don't realize that, no hay nada que hacer.
Que os den.

Datos personales