viernes, 29 de noviembre de 2013

¿Y mi Clan?

¿Dónde está mi Clan?
Me siento solo
muy solo.

Desposeído por completo
de algo a que llamar
los míos.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Omnia vnvs est

Y cada uno a lo suyo.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Garra-fal

Dos torres
gran arcano

obsesión y control
dolor desatado

devastador efecto
resultado inesperado

Planeta saqueado
detonador de despertado


domingo, 17 de noviembre de 2013

Wander Wonder

¿Algo nuevo?
Mmm...
 Se antoja difícil.
Parece imposible que surjan nuevas ideas o metas inexistentes ayer. Todo parece dicho ya.
Evidentemente, sólo lo parece.
Por ley de Vida, simplemente lo estará hasta que se diga algo nuevo. El problema más bien parece ser que vivimos en un mundo que ha quedado OBSOLETO.

La sociabilización de conocimiento y tecnología es tan lenta y escasa que genera una ilusión de Presente Perpetuo en el que languidecer. No importa que todos los principios de la física actual hayan sido rebatidos ya, ni que se siga viviendo bajo los patrones de una cosmología que ya no hay ni dios con dos dedos de frente que se atreva a defender, a la par que teorías como la del Universo Fractal de Nassim Haramein siguen, año tras año tras año en la sombra a la espera de ser olvidadas, otra vez. De la energía libre no merece la pena ni ponerse ha hablar, porque pa'qué..
El único conocimiento que puedo considerar como nuestro, como logro humano, es aquel que se sociabiliza. En lo que esto respecta, vivimos enquistados unos 150 años atrás; más allá de 4 tostadoras, unos 7000 millones de televisores y un teléfono de la hostia por persona. Avances en medicina? Whatever.

Los cambios en los sistemas educativos, de gobierno, estructuras de poder, organización social y de familia no presentan cambios significativos. Y eso no quiere decir que el mundo no haya cambiado, porque lo ha hecho, y mucho, pero no de base, simplemente ha cambiado de look. Make up.
Tal vez, uno de los pocos cambios profundos observables ha sido la desaparición total de los Nacionalismos. A la práctica, claro, porque en la teoría el sentimiento se sigue fomentando y deglutiendo.

Bueno, o almenos esto era así, porque hay algo que lo ha cambiado todo y nada: Internet.

No se, la verdad. Todo ha cambiado tan rápido y a la vez sigue tan igual. Poca cosa en términos evolutivos, la verdad. Menos el acceso a la información. Eso sí. Bueno, almenos desde que llegué aquí a finales del siglo XX y según cuentan mis mayores, incluso un poco antes. En períodos anteriores no me atrevo a aventurarme. Conjeturas. Insustancialidad. La Historia es una historia con más ficción que realidad. Puro fake que no tengo ganas de discutir.

Total, que desde unos años a aquí la información es fácilemente accesible a través de canales externos (internet) practicamente para todo aquel que quiera buscar. No se si antes estaba ahí, pero bien seguro que no era de tan fácil acceso.

Toda la información? Bah.
No se que es toda; pero una búsqueda lleva a otra y a otra y a otra y así, piano, piano, el mapa se hace más claro. Pero hay que querer buscar, sinó, nada, todo igual. Tranquilos. No se apuren, que como no se puede asegurar que siempre siga ahí, problema resuelto.
Y es tan fácil olvidar...

Perdón, estaba hablando de ahora? Quería decir ayer, pues ahora PRACTICAMENTE hay que cerrar los ojos, apretar bien fuerte los dientes y aferrarse el mayor tiempo posible a alguna afición, distracción o adicción al gusto. Y ni así.
Porque la información no sólo llega de fuera, se siente.
Se siente en las entrañas. Esto está MAL

mal1.
(Apóc.).
1. adj. malo. U. ante s. m. Mal día.
2. m. Lo contrario al bien, lo que se aparta de lo lícito y honesto.
3. m. Daño u ofensa que alguien recibe en su persona o hacienda.
  1. m. Desgracia, calamidad.
  2. m. Enfermedad, dolencia.

Y lo único que huelo, en mi y en todas partes, es MIEDO.

Y la inercia
para la que fuimos instruidos
Como Obedientes seres libres

Seres libres que funcionan
como esclavos con libre albedrío.

Y Qué hacer?

Toda palabra mía aquí ya es vacía.
Ask yourself y actúa en consecuencia.
Bendice cuanto puedas.
Gracias.
Dios.

sábado, 16 de noviembre de 2013

C.S.N.T.C.U.B.C.L.S.














Tarde o temprano
Todo Dogma cae
Arrollado por la Vida.


--------------------------

Generador Toroidal de
Campos bioeléctricos
en Constante interacción.

Descordinación sin explicar
Un pinchazo por aquí
Una sobrecarga por allá

Dolores que vienen y van
Repentinos pesos aplastantes
Conexiones que se pueden rastrear

Facultades humanas aumentando progresivamente.
Sin esperarlo, sin merecerlo
Simplemente, es hora

Y así, con mentes descontroladas y corazónes desconectados
Y más por ignorancia, inconsciéncia, instinto y costumbre
Que por maldad o mala leche

Nos lanzamos a repartir con fingida inocencia
pensamientos, anhelos y esperanzas de MIERDA al prójimo
Jodernos a caraperro. Sin querer queriendo.

Pues la Mierda se adhiere y te moldea
Combate inconfesable o freno implacable
todo el mundo culpable

Amigos y Familia carcomiéndose sin distinciones
En que punto de la história dejamos de amar...
para adoptar una confusa forma de querer?

sin amor no hay equipo
ni retroalimentación ascendente
demasiado potencial wasted

Fantasías
Gilipolleces
Supercherías

Whatever
Empezó
Imparable

--------------------------


Tarde o temprano
Todo Dogma cae
Arrollado por la Vida.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Baratito

Son las... eh...
Ya amaneció.
Dejémoslo ahí.

Aún sin dormir cruzas una ciudad que despierta.
Esta mañana la densidad acuosa del aire te hace más ligero. Respirando bien. A buen ritmo. Claridad mental. Seguridad. Paz. Conexión... Ciegazo del mil.
Avanzas ensimismado entre las luces y sombras de edificios y la acariciante belleza de un cielo que apunta azul. Por soberbia y vergüenza, prefieres centrarte en las alturas que en los dispares humanos con los que te cruzas.

Podrías parecer sin rumbo, mecido a la deriva por la corriente. Pero no. A pesar de no saber porqué, sabes dónde te diriges.
Abandonas Las Ramblas y te dejas llevar serpenteando por estrechas y antiguas callejuelas evitando transitar, en la medida de lo posible, esas palpitantes cicatrices en forma de avenidas relucientes que Destriparon el Raval.
Limpieza y control facilitar.

Vas solo.
No empezaste solo.
Hueles a noche.
Es lo que hay

Y llegas a puerto.
Fauna en el exterior. Plumas y alaridos. Fosforescencia decadente.
La sospecha se transforma en complicidad.
La desconfianza persiste.
Cruzas la primera puerta.
Aparte del tipo que comparte chupitos con su loro, nada fuera de lo normal. Por cualquier bar de carajilleros, con mis mayores respetos, podría pasar.
Te plantas ante la segunda puerta. Sabes que está allí. Es corredera. La corres.

STRIKE.
Contención mecánica del aliento.
BREATHE.

Un paso adelante. Cierras la puerta.
Oscuridad. Densidad de sonido. De olor. Energética.
Viscosidad ambiental.
La vista tarda un rato en aclimatarse. Tal vez un segundo. Tal vez un año.
Sentir es instantáneo. Lo primero que sientes es una fuerte y unfriendly masa magnética a tú izquierda. Las ondas llegan altas y claras. Imposibles de obviar. Tus ojos empiezan a adaptarse a la noluz, recuperas visión y miras en dirección a las ondas. Cinco personas, tal vez cuatro, dos hombres dos mujeres o tres hombres dos mujeres, no sabría decir. Sólo a una percibes alto y claro. Las otras se sienten emborronadas... Lo que si esta claro es que deben estar en alguna truculenta acción, pues el que percibes controla quién entra, y ahora su atención está en ti. Inevitable cruce de miradas. Mirada sangrienta, roja, de depredador. Afortunadamente, tú no eres su presa. Tampoco su amenaza. Cada uno a lo suyo. Ciao.

Avanzas por el local. Poco. Es pequeño. De lineas rectas. Cuadrado, rectangular o trapezoidal, o de cualquier otra forma geométrica indeterminada. Depende del momento. Fluidez. Densidad energética inestable. Y en algún saliente una cabina para pinchar. Tal vez un aparato de proyectar.

El espacio es visualmente abarcable en su totalidad, así que lo primero que haces es escudriñar en busca de conocidos... Nadie que te suene. Ninguno que recuerdes.
La música no promete demasiado... se insinúa carente de groove. Repetición. Mucho bombo, poca melodia. Maquinalmente Bailable. Algo es algo, que no hay que pedir peras al olmo.

En vista del éxito, lo mejor será buscar un rincón seguro y agradable en el que instalarme.

La gran cantidad de información sutil que flota en el etéreo y que a pesar de no tener órganos sensoriales para ello recibes tan alto como confuso, hace que tengas que concentrarte para llegar a dónde sea.
Finalmente te acomodas al final de la sala, a un metro escaso de la pared, suficientemente lejos para no apoyarse y suficientemente cerca para tener la espalda cubierta.
Buscas el ritmo. Monocromo.


A tu izquierda: Tres zombies.
Tres trozos de carne viva suficientemente distanciados entre si para no molestarse, pero no tanto como para sentirse solos. Por más que los miro no percibo intención. No danzan, ladean. Están por estar. Tal vez si alguna incauta pasa demasiado cerca intenten capturarla, pero sin demasiado ahínco. Se saben lentos. Resignación.

Masas de frecuencias, ondas, bloques de colores.

Con mirada distraida y demás sentidos atentos observas la pista y su fauna si no invisible, si sin demasiado descaro mientras esperas, paciente, entrar en sintonía o largarte.

En el centro, una mujer madura, castigada y vivída baila desacompasada. Sigue siendo guapa y mantiene la figura, pero algo no arde. Exagera sus movimientos en un basto reclamo de atención. Hubo un tiempo en que descontrolaba a los hombres sin esfuerzo y elegía captura a voluntad. Hambre de abuso. Hipnotismo de violación. Inconsciéncia. Poder.
Tal vez ya no era tan así, vale, pero no tanto como para impedir que, aún hoy, cuatro lagartos de sangre caliente se la disputen encarnizadamente entre si. Meat is meat. Ella no tiene prisa. Les deja hacer mientras espera paciente una presa mejor.

Algo más allá, un malabarista intenta impresionar a tres nenas buenas a las que delata su excelente desenvoltura. Una parece de aquí, las otras dos definitivamente extranjeras. Vidilla

Y llega la sed.
Después de dudar un rato, te diriges ya DISOCIADO a por una cerveza.
Ir y volver.
Pero ya no hay nada que hacer.
Algo activó un resorte mal trabajado.
Traslado cuántico a otro mundo.
Sin emociones, sin sensaciones, sin interacciones.
Desconexión.
Fin.

Datos personales